“He perdonado y me he dado la oportunidad de una vida diferente”

Cuando Juan tenía 5 años vivía en una finca con sus padres en la que  cultivaban tomate y café y hacían panela. Un día varias personas llegaron y, por razones que Juan aún no comprende bien, asesinaron a su padre. De aquella época, Juan solo recuerda el olor del trapiche impregnado en su ropa cuando su padre lo alzaba a la llegada de su trabajo.

 A medida que fueron pasando los años Juan alimentó su dolor y su deseo de venganza por la muerte de su padre. A raíz de esto, la familia de Juan fue desplazada y recibieron amenazas. Después de la muerte de su papá, solo quedaron él y su mamá, por lo que se enfrentaron a las adversidades de la pobreza.

Sin muchas oportunidades en la vida y con el deseo de ayudar económicamente a su mamá, Juan aceptó unirse al grupo armado enemigo de quienes habían asesinado a su papá. Juan sentía que quería vengar su muerte. Desde su entrada a las filas permaneció en el monte varios meses y luego lo trasladaron a la ciudad en donde debió cumplir órdenes relacionadas con la más cruda de las violencias. Convivió por cinco años con las armas, con la muerte, el hurto, la extorsión y en general con una violencia que tocaba todos los aspectos de su vida diaria.

 Así transcurría sus días, obedeciendo órdenes y siendo violento. Sin embargo, cuando Juan cumplió los 15 años sintió que estaba cansado y decidió dejar las armas para iniciar su proceso de reinserción social. Su adaptación fue complicada. Algunos de los que habían sido sus “antiguos enemigos” ahora eran sus compañeros en el proceso. Eso hizo que Juan pasara noches enteras sin dormir, invadido por la angustia de que sus nuevos compañeros tomaran venganza.

Después de varios meses de compartir con sus compañeros en su proceso de reinserción, Juan se dio cuenta que sus “enemigos” eran personas que habían pasado por cosas como las que el vivió. Se dio cuenta que tenían sus mismo miedos e inseguridades, e incluso que habían cometido los mismos errores. Fue en ese momento que Juan se sintió listo para perdonar. Para él, lo más difícil fue dar un paso adelante, dejar el rencor y tomar decisiones que lo alejaran de la rabia y el odio y le permitieran reconstruir su proyecto de vida. Al perdonar Juan sintió que podía volver a creer y que un mejor futuro si era posible:

“Antes no veía otras opciones diferentes, vivía encerrado en mundo violento, con sentimientos de venganza, armado física y mentalmente. Con este proceso se me han abierto otras posibilidades y oportunidades de vida. Hoy más que siempre como trabajador, estudiante y sobre todo como padre quiero ser el mejor… he perdonado y me he dado la oportunidad de una vida diferente”.

Perdón y Reconciliación

¿Qué es el perdón?

Es el proceso voluntario de cambiar las actitudes y emociones negativas que tenemos frente a quien nos ha ofendido. La decisión de perdonar nos transforma y hace que ya no tengamos tantos deseos de venganza, de retaliación o simplemente de permanecer alejados de la persona que nos ofendió (en caso de ser alguien cercano). De manera adicional, el perdón implica desprendernos de los sentimientos negativos que podamos tener hacia la persona que nos ha ofendido (rabia, odio, rencor, amargura). En algunos casos, perdonar también implica reemplazar dichos sentimientos negativos, por compasión y benevolencia. En toda situación de perdón, la víctima debe reconocer que fue tratada injustamente.

Leer más

nueva_vida

¿Por qué es importante el perdón y la reconciliación en la construcción de paz?

El perdón y la reconciliación son procesos de gran relevancia para los países en general y para Colombia en particular, al ser un país con un conflicto armado interno de tan larga data. Hemos anhelado el final del conflicto armado por varias décadas y hace poco empezamos a ver los primeros avances hacia esa dirección, por medio del proceso de diálogos de paz que actualmente se está llevando a cabo en La Habana.

Leer más

pareja

¿Qué dicen los estándares de competencias ciudadanas?

Como ya lo hemos venido mencionando, Colombia es uno de los líderes latinoamericanos en el desarrollo de herramientas para la educación por la paz. Los Estándares de Competencias Ciudadanas del Ministerio de Educación también incluyen algunas habilidades que se relacionan directa o indirectamente con la capacidad de perdón y reconciliación. A continuación mencionamos las principales.

Leer más

pareja_atras

¿Cómo puedo yo contribuir a promover el perdón y la reconciliación?

Ya sabemos que como padres, madres y cuidadores tenemos la capacidad de influir en las habilidades de convivencia pacífica que desarrollen nuestros niños, niñas y adolescentes. Esto debido a que somos la primera fuente de ejemplo, o el modelo a seguir al que ellos están expuestos desde muy temprana edad. Esto es al tiempo un gran privilegio y una gran responsabilidad.

Leer más

¿Cuáles son algunos retos y obstáculos para el perdón y la reconciliación?

Una de las formas más básicas de aprender sobre perdón y reconciliación es conocer la definición y distinción entre ambos conceptos, particularmente que el perdón implica reconocer y no justificar la ofensa, y que la reconciliación no sucede en ausencia del perdón. No tener claridad sobre ambos procesos puede llevar apresurar a la víctima a hacer algo para lo que no está lista, o tener reconciliaciones dolorosas y poco efectivas.

Leer más

ley3

¿Qué dice la ley?

A continuación algunos avances en materia de ley que en los últimos 10 años han permitido que las víctimas tengan mecanismos legales para obtener reparación o compensación luego de que sus derechos hayan sido vulnerados.
Leer más