¿Cómo perdonar?

Diversos investigadores han estudiado el perdón desde hace más de 30 años, y han logrado identificar cuáles son algunos de los pasos necesarios para lograr perdonar. A continuación presentamos algunos de los pasos más importantes de perdón.

  1. Decidir que quiero perdonar: Cuando decidimos que queremos empezar este proceso, estamos asumiendo una disposición y compromiso hacia el perdón.
  1. Reconocer la ofensa o injusticia: Es importante recordar la ofensa de manera objetiva, nombrarla, admitir que hubo un daño y que fuimos víctima de una injusticia. No debemos negar, esconder o justificar dicha ofensa, ya que esto interfiere con el proceso de perdón.
  1. Identificar las emociones negativas que tengo frente a la ofensa: Antes de lograr perdonar, debemos tener la oportunidad de reconocer, enfrentar y aceptar emociones como la rabia relacionadas al daño que nos hicieron. También darnos la oportunidad de reconocer otros sentimientos como la decepción, la tristeza o el dolor.
  1. Esforzarme por tener empatía con el ofensor: Aunque este paso pueda resultar difícil en algunos casos, la investigación asegura que entender las experiencias, sentimientos circunstancias y motivaciones del ofensor contribuye a nuestro proceso de perdón. Esta empatía con el ofensor implica tomar perspectiva sobre todos los posibles factores que llevaron al ofensor a causar el daño.
  1. Reconocer los beneficios de perdonar: A medida que avanzamos en el proceso de perdón, podremos identificar cambios internos positivos, como por ejemplo cambio en el estado de ánimo, sentimientos de tranquilidad, reducción del estrés, y en ocasiones, sentimientos de compasión y benevolencia frente al ofensor.
  1. Ofrecer el perdón como un regalo que doy y que he recibido antes.

Al recordar la culpa que sentimos en situaciones en las que ofendimos y lastimamos otras personas, también podremos recordar y conectarnos con lo que sentimos cuando esas personas decidieron perdonarnos. Estas reflexiones nos ayudan a tener la disposición desinteresada de entregar nuestro perdón como un regalo que alguna vez nos favoreció.

  1. Comprometerme y mantener la decisión de perdonar: Cuando tomamos la decisión de perdonar, es importante tratar de mantener este compromiso. A veces es útil comentar públicamente nuestra decisión de perdón a selectos familiares y amigos de confianza.