foto9_sonar

Décadas de investigación han demostrado de manera contundente que los comportamientos de los padres son una de las influencias principales en el futuro comportamiento de sus hijos. Los padres son los primeros agentes de socialización en la vida de los niños, porque desde muy temprano, están absorbiendo como “esponjas” tanto lo bueno como lo malo de sus padres. Hay 2 cosas que los padres pueden influir en los comportamientos de paz de sus hijos: ser ejemplo en la vida cotidiana de manejo competente de conflictos, y utilizar estrategias concretas para educarlos en las habilidades y conocimientos necesarios para resolverlos.

Con otras personas

Con mi pareja